PARAULA DE BLAU: VÍCTOR CIAVATTINI

En el món de l’esport és difícil trobar a gent amb poca passió pel que fan però, de vegades, encara ho és més de trobar algú amb l’entusiasme, l’energia i l’alegria del primer dia. El Víctor Ciavattini, Bachi pels companys i amics, n’és un d’ells. Un dels privilegiats que en diu feina a la passió i que treballa cada dia amb la il·lusió del primer.

CBC: Cuéntanos de tus inicios, ¿cómo empezaste y qué te llevó hasta aquí?

WhatsApp Image 2018-02-26 at 16.21.58

Víctor: Elijo hacer INEF en unas colonias de vacaciones. Allí fue donde más me contagie de la tarea de maestro de educación física y del deporte en general. Dos profesores tiene mucha culpa en ese inicio: Fabián y Bocha, de Argentina claro, tenían una pasión increíble y eso me contagió a tal punto que me incline por hacer INEF, tenía en aquel entonces 12-13 años creo. Acabe INEF, hice dos años más para licenciarme, un par de post-grados y me vine a estudiar el máster que dirige Paco Seirulo. Eso fue un poco el gancho para que yo me viniera para aquí, allí en Argentina somos todos pro-messi (risas), era un sueño desde allí ver online el Máster en alto rendimiento en el Barça, ver a Paco Seirulo con Messi entrenando y claro, se te  mueve todo. Paco Seirulo es un referente mundial en nuestro campo y para mí ni te cuento, me cambió la visión que tenía del entrenamiento, y eso te marca.  El objetivo era venir a estudiar y volver, no tanto a trabajar. Luego me metí a hacer otro máster parecido (RETAN) y en paralelo empecé a trabajar en básquet, y aquí estoy.

CBC: Trabajas en tres entidades muy distintas, ¿cómo de diferente es trabajar en cada una de ellas? 

V.C: No cambia mucho, el basquet es uno sólo. Puede ser que el baloncesto femenino sea más táctico y el masculino más físico, pero yo cada vez veo menos diferencias porque me toca trabajar con los dos. Al final, intento trabajar lo que considero que no se trabaja tanto en pista y a su vez puede optimizar el rendimiento del jugador/a. El mayor déficit es el trabajo de fuerza, las típicas “pesas” pero de una manera más integrada e innovadora, si se quiere. El mayor bloque de trabajo está orientado a esta cualidad, sea el contexto que sea. Se entiende que esta “sirve para todo”, mejorar el rendimiento y prevenir lesiones. En mi caso, priorizo ambas cosas.

CBC: ¿Cuáles son los pilares que unen toda preparación física?

La prevención de lesiones, el trabajo de fuerza para la mejora del rendimiento de situaciones que se dan en el juego y la gestión y el control de las cargas externa (lo que hace el entrenador en pista)-interna (lo que percibe el jugador), estos son los tres pilares, los tres igual de importantes, de la preparación física de hoy en día.

WhatsApp Image 2018-02-26 at 16.36.00
Víctor Ciavattini, “Bachi”, al seu primer entrenament amb el Sènior EBA

CBC: ¿A qué te refieres cuando hablas de “gestión y control de las cargas”?

En otras palabras, el prepa analiza lo que sucede en la pista a nivel físico, por ejemplo, cuánto tiempo pasa hasta que se para el partido por una falta, cuánto dura el encuentro, cuántos minutos juega cada jugador… El prepa conoce más de ciencia del entrenamiento y el entrenador, de técnica y táctica; en la mezcla, creo que está el éxito. Integrar todo eso que se sabe de ciencia del entrenamiento vincularlo al juego del equipo. Se trata de proponer al entrenador cuando apretar más y cuando apretar menos para mantener u optimizar el estado de forma de los jugadores, que no es magia. Dicho de otra manera, si aprietas mucho puedes sobre-entrenar y pueden aparecer lesiones o baja de rendimiento. Si aprietas poco puede pasar prácticamente lo mismo, baja de rendimiento por sub-entrenamiento o también lesionar por estar más débiles. El prepa es quien puede ayudar a esto de no pasarse ni quedarse corto a nivel físico, nada fácil por cierto. Las nuevas tecnologías nos aportan datos muy precisos que nos permiten reducir o aumentar la intensidad de los entrenamientos. 

CBC: ¿Cómo ha evolucionado el mundo de la preparación física en los últimos años?

V.C.: Como en toda profesión, está la escuela vieja y la nueva. Para mi ninguna es mala, la clave está en combinar y saber adaptar en qué contexto puede ser más útil una u otra, o mejor dicho, las dos. La preparación física vieja está muy contagiada de los deportes individuales porque son los que en su momento fueron los pioneros. El basquet es un deporte de equipo, y de ahí viene la gran crítica y el cambio. Ahora se intenta que todo quede más integrado al deporte que se practica, trabajar de acuerdo con lo que más necesita el basquet, no trabajar las pesas por trabajar. Esto del “control de las cargas” antes no se hacía, ahora más, depende el perfil del equipo y del prepa. Antes el prepa estaba solo en el gym, y del gym para casa, y en pista como mucho el calentamiento y la vuelta a la calma. A los jugadores, creo que les aportó “seguridad” a nivel físico, que se sientan “fuertes” y preparados, aunque a veces siento que ayudo mas en lo emocional que en lo físico (risas).

WhatsApp Image 2018-02-26 at 16.20.31 (1)CBC: ¿Cómo diseñas tus planificaciones? 

V.C.: Cuando voy a ver partidos, allí es cuando observo situaciones que se dan y digo: eso es entrenable en una situación aislada del juego, lo que Seirulo llama “situaciones simuladoras preferenciales”. Son situaciones que simulan una parte que pasa en el juego pero que se pueden entrenar por separado, la lucha por el rebote en un metro cuadrado, por ejemplo, se puede trabajar en el gym. Yo que venía de la escuela más bien clásica, no se me hubiese nunca ocurrido hacer algo así, hasta que escuche a Paco (risas).  Me inspiro viendo entrenamientos y viendo partidos. Sabiendo qué cosas son determinantes el prepa las puede trabajar.Hoy en día, casi todo el volumen de trabajo del prepa se orienta a la prevención de lesiones, se piensa “muchas veces” que estas situaciones competitivas se trabajan luego con el entrenador en pista, yo no estoy muy de acuerdo dependiendo el nivel. El basquet es muy amplio, se dan miles de situaciones que el entrenador a veces no llega a entrenar por falta de tiempo, y cuando la competición apremia, el 5 x 5 es lo esencial. Dependiendo el contexto y el tiempo que tenga con el equipo y jugador, priorizo más hacia el rendimiento o a la prevención. 

CBC: ¿Como por ejemplo…? 

V.C: Acciones que se dan en el basquet pero con un componente más físico, un rebote por ejemplo. Las cojo y las entrenó en el gym en una situación parcial. Soy capaz de no dormir pensando nuevos ejercicios-tareas de este estilo (risas). Volviendo al ejemplo del 5 x 5, un jugador/a puede coger 2 o 3 rebotes en 20 minutos de juego, y quizás ninguno de ellos luchados; y otro/a 9 rebotes. Con una tarea específica, se puede insistir más en este contenido y mejorar a quien más le falta. Justamente el rebote es una de las cosas que más miramos luego en las estadísticas, determinante muchas veces. Esta acción tiene mucho de componente físico, además de anticipación y técnica. 

CBC: Es indudable el efecto que tiene el trabajo del preparador físico en el rendimiento de un equipo y, por consiguiente, en los resultados. ¿Crees que la profesión está infravalorada?

V.C.: Sí que esta algo infravalorada. Es normal, el imprescindible es el entrenador, se juega con una pelota, no con pesas (risas). La PF en el basquet siempre será un “complemento” si no se trabaja de manera más integrada, eso es así. Nuestro reto es crear propuestas que mejoren al jugador para el basquet, no para un test de press de banca o squat. Ahora cada vez menos, a diferencia de antes, cuando el técnico estaba en su parcela, el psicólogo en otro lado, el prepa en otro… cada uno miraba su ombligo, no era un trabajo integrado. Aún así, el gran desconocido, en el basquet y en cualquier otro deporte, sigue siendo el preparador físico.

CBC: ¿Qué se necesita para mejorar el área mencionada?

V.C: Que los prepas sepamos cada vez más de basquet para poder integrar y hacer propuestas más atractivas, sino, para mí no hay diferencias entre un monitor de sala de un gym y un PF de basquet. Si es así, hoy mismo podría llamar a un monitor del Gym Dir y podría reemplazarme sin problemas. (risas).

CBC:¿ Esto sería con la nueva escuela e integrar más los ejercicios al baloncesto?

V.C: Sí, eso mismo. Y que no es “tan nueva”, Seirulo y otros llevan ya más 30-40 años expresándola, pasa que como toda nueva teoría al principio es un poco “loca”. Está basada en los sistemas complejos, su máxima básicamente es que “todo se relaciona con todo”. Para integrar hace falta comunicación, y más en los deportes de equipos que hay 3-6 profesionales en un mismo staff, cada uno en su parcela. En los deportes individuales, una sola persona puede llevarlo y decidir solo. 

CBC: ¿Cual es el área más determinante en el baloncesto?

V.C: Al basquet gana el más inteligente, pocas veces el más fuerte. A nivel sénior, para mí la calidad técnica y la confianza va primero. Le sigue un buen plan táctico. Por último, lo condicional (risas).

 

CBC: ¿Cómo encontraste la Preparación Física en el baloncesto en Barcelona?

V.C: Siempre depende del nivel, pero es verdad que encontré escasa cultura en el tema. Es y sigue siendo el gran desconocido en el básquet. Ahora menos, pero le falta mucho comparando con otros deportes y países.  

CBC: ¿Hay muchos clubs que invierten en esta figura?

V.C: Me agradaría saber cuántos clubes disponen de un profesional en esta área. En relación a mi experiencia, son muy pocos. Y no es solo una cuestión económica. Es buscar personas apasionadas y que quieran crecer. A nivel de lesiones, principalmente en mujeres, cuando veo la cantidad de ligamentos cruzados rotos, no me sorprende en absoluto. Si no se trabaja la fuerza, solo que “rezar” o lo q se le parezca (risas).

El Víctor, al centre, acompanyat de l'Adolfo (fisio), el Joan Pau, el Néstor i l'Oscar, jugadors del primer equip.
El Víctor, al centre, acompanyat de l’Adolfo (fisio), el Joan Pau, el Néstor i l’Oscar, jugadors del primer equip.

CBC: Hablemos de tu trabajo en el club, ¿cómo te encuentras? 

V.C.: Muy bien. C.B Cornellà tiene una estructura espectacular, tanto para cantera como para sénior. Sus instalaciones son muy buenas. En cuanto a materiales, tenemos todo lo que necesitamos. Más no siempre es mejor, cada año sumamos nuevos materiales siempre que haya un por qué. 

 

CBC: ¿Qué objetivos te has marcado y cómo los compaginas con los del entrenador? 

V.C.: Tengo el objetivo de equipo y el de prepa. El de equipo es el mismo que todos, primero mantener categoría y segundo, tener la posibilidad de estar en el grupo de arriba y jugar las fases. Creo que hay la calidad para conseguirlo, no sé si este año… A nivel de prepa, ayudarlos desde mi área para que estén preparados para competir, para que puedan aguantar un mínimo de 20-25 minutos en pista, que es el promedio general, y prevenir lesiones para que Xavi tenga siempre a disposición los jugadores.

CBC: Gracias, Víctor.

V.C.: Gracias por la iniciativa, y por dar a conocer más nuestra área, siempre para un mejor basquet.